Una noche de teatro (Parte final)

Gente que camina y camina sólo está en mi mente, como muchos recuerdos bonitos de mi vida y que pasan mágicamente para decirme que sigo vivo y que aún, faltan muchos por vivir, bajé hasta el centro comercial, caminé al baño y luego me dirigí a Oma, nunca me ha gustado mucho ese café, pero lo visito de vez en cuando como para variar de Juan Valdez, tomé un capuchino con una torta y me senté en una mesa justo mirando a la puerta de ingreso, la gente camina y muchos hablan por celular, una mujer se acerca y dialogamos sobre teatro, coincidimos en la obra que juntos optamos por ver pero que la circunstancias y las coincidencias nos juntó en un café antes  de entrar.

De regreso a la calle, caminamos hasta el teatro, llegamos a la entrada y la gente espera con impaciencia, algunos fuman, otros hablan y otros, llenan las pocas mesas de otro Oma que está en el teatro y que no quise quedarme por el placer que me produce caminar por estas calles de chapinero que son tan mías… Fumamos un rato y vimos a la gente organizarse en una fila después del primer llamado, nosotros llegamos al segundo llamado y entramos sin afán. Fila D primera silla, ahí estaba yo, en cambio ella, le tocó fila G silla siete, el tercer llamado me asustó, concentrado en las novedades de Facebook, me alejó por completo del mundo real de mi alrededor, ella quedó allá en la lejanía y aunque nos veíamos de vez en cuando como en un juego de miradas por laberintos imaginarios, no logró ser otra cosa que eso, un juego.

La obra inició, Cállate y escribe era la puesta en escena de un escritor que no le publicaban por la ineficiencia y envidia de su agente literario, a su vez, con su esposa en la casa, las peleas eran campales por el pequeño problema que ella era quien mantenía el hogar haciendo algo tan parecido a lo que él se esforzaba día a día. Y me sentí tan cercano al personaje, me vi reflejado en el escenario, pues el escritor con ese afán de publicar y ser aceptado por los lectores lo lleva a despreciar al mundo que lo rodea y eso, en cierto sentido me pasó. En una parte de la obra, el escritor y su esposa se separan por no entenderse y más aún, porque ya no eran lo que diez años atrás se prometieron, y esto me pareció tanto a mi vida personal, que comprendí que la vida es lo que tiene que ser en su momento, no en lo que nosotros queremos forjar de forma egoísta y sin conciencia muchas veces, que lo que hacemos es un contratiempo a algo que ya está predestinado y no podemos cambiar.

Todo se hacía vueltas en mi cabeza, salí del teatro, intercambiamos números con la chica, ella tomó su carro y yo el mío y me fui pensando y sintiendo lo que en ese momento debía sentir y analizar, comprender que por esta razón amo el teatro, por el hecho catártico que genera en el espectador, en mí como quien acepta la vida en sentido griego, en el mismo camino como Edipo acepta sacarse los ojos por cumplir con su palabra, el hecho que Electra se vaya en contra de una ciudad completa para cumplir con lo que ella considera justo y necesario, aunque todos estos actos sean desafortunados, hay un rio del tiempo que fluye y fluye y nadie puede detenerlo, como en el sentido heraclitíano, en el cual nadie vuelve a las mismas aguas dos veces y ahí, todo se volvió claro para mí, al reconocer que la vida no tiene sentido si seguimos naufragando por aguas diáfanas que pasan por nuestro cuerpo y mente sin ningún problema, mientras contra corriente jugamos al salmón, jugamos a desear lo que ya pasó como si eso fuera una vez más a suceder y la verdad es que ya nada volverá a ser como antes.

Tomando casi la misma ruta cantaba, y reía, me sentía pleno por primera vez después de tantos años, me sentí completo al reconocer que es en uno donde está el camino y no en otras circunstancias, aunque muchas veces se pase por la tragedia, luego será la tragicomedia hasta llegar a un estado plano de tranquilidad y transparencia en donde las aguas se vuelven mansas y aunque sigan fluyendo, ese fluir es suave y tranquilo que a su vez, brinda una sensación de haber hecho las cosas bien…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s