Cuando todo se mide con la misma vara

El fin de semana en Twitter se denunció el caso de un presunto acoso a una mujer por parte de un conductor de Uber. Las imágenes de una conversación entre el conductor y una usuaria estuvieron en boca de todos porque según Juan Pablo Gaviria quien publicó el tuit, el hombre acosó a la mujer después que esta terminara de usar el servicio. Dejemos hasta aquí el incidente porque en sí, en la conversación no sucedió nada, no hay tal acoso y el conductor quien fue muy sereno a la hora de escribir supo medir sus palabras y sus intenciones. Por otro lado, lo que sucedió es que la empresa lo retiró de su grupo de conductores porque se violó una de las normas que tiene Uber: “el usuario y el conductor no pueden tener más contacto después del servicio”.

El asunto que pareciera que no pasó a mayores, dejó un sin sabor a muchos de los que vimos el tuit con un tono de buscar un problema sin sentido. Se entiende en la información brindada por Juan Pablo Gaviria un aíre de querer revolver las aguas sobre un tema que es muy delicado en nuestro país y además, que está generando un montón de confusiones en las personas porque ya no saben diferencia un acoso de un halago, y un piropo bien a uno obsceno y denigrante. (Vea a continuación el tuit de la denuncia)

//platform.twitter.com/widgets.js
La verdad es que esto es una consecuencia de medir todo con la misma vara. Estamos de acuerdo con que el abuso a la mujer, el maltrato de toda índole es bastante serio y se necesita una reacción pronta y efectiva para terminar, para erradicar tanta violencia de los hogares y de la sociedad colombiana. También es cierto cuando se muestra cifras que los feminicidios están en alza y que no hay un control sobre la forma absurda con la cual se trata a una mujer en su trabajo, en el bus, en su casa y en las redes sociales. Todo eso es cierto y estamos en contra de ello, pero la verdad es que se está yendo a un extremo en donde medimos con la misma vara todas las acciones y no dejamos un espacio para la duda, para la investigación, para la rectificación de una información recibida. Ahora en la actualidad todo es acoso, todo es violencia y todo es abuso de género. Las feministas serias trabajan fuertemente para poner diversas situaciones sobre la mesa para que se evalúe el actuar de los hombres y de las mismas mujeres sobre el maltrato a las mismas. Pero no todo puede ser violencia y casos como el del conductor de Uber demuestran que estamos viendo todo por el mismo agujero,  que no somos capaces de reconocer que no todos los hombres generan violencia o quieren a la mujer para sus delirios sexuales y explotarlas en todos los sentidos.

Esto también nos demuestra que somos hipócritas a la hora de denunciar, porque vemos ciertas cosas con malos ojos y otras, simplemente nos parecen normales. Por ejemplo, en lugar de denunciar en las redes sociales y porque no, legalmente la música urbana en este caso el reggaetón, nos sentimos cómodos cantando, bailando y hasta dedicando notas de voz con esas letras denigrantes; hipócritas somos cuando denunciamos cosas que no están dentro de ese margen de violencia pero nos quedamos callados cuando el amigo, el tío y hasta el papá maltrata a una mujer. Los hombres y mujeres juegan a un absurdo, porque ellos pretenden ser salvadores de algo de lo que no están seguros. Los hombres que tanto ven porno-algunos-, hablan de sexo y determinan a la mujer con epítetos toscos y vulgares sobre sus cuerpos y pensamientos. Ahora resulta que les duele otro tipo de cosas que no tiene que ver con un acoso real. Las mujeres también caen en este tipo de coso hacia su propio género, son toscas y hasta denigrantes con ellas. Entonces no nos hagamos los santos y los dolidos con algo que no hacemos bien y que no sabemos si es o no es lo que estamos pensando. Yo invito a ganarse el beneficio de la duda, no todo es intento de violencia de género, no todo gira alrededor de las mujeres y no todos tienen la intención de apoyar a las mujeres con una consciencia clara de defender algo.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Cuando todo se mide con la misma vara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s