Gabo y Capote, el poder de hechizar

Los auditorios estaban abarrotados y la luz frontal no daba ninguna oportunidad para ver la cara de los espectadores. El miedo de no saber lo que sucedía en la oscuridad misteriosa donde de vez en vez, un sonido daba indicios de vida humana. Sin más, y manteniendo en lo más alto la atención de los espectadores, la lectura terminó y el auditorio estalló en aplausos. Aun levitando, los espectadores reconocieron sin excepción alguna, la presencia de un hechicero ante sus ojos. El acto hipnótico se dio en el momento más importantes de sus procesos creativos, cuando las dudas acechaban sin cesar y el miedo de estar invirtiendo todo sin saber qué podrían lograr. Sigue leyendo “Gabo y Capote, el poder de hechizar”

El vicio más sano del mundo

tomado de: lecturaagil. com
tomado de: lecturaagil. com

Hace algunos meses releí el libro de Juan Gabriel Vásquez: El arte de la distorsión. Un libro de ensayos en el cual el personaje principal es el lector, en donde todo gira en torno al mágico mundo que se construye mediante la lectura. En ese navegar de páginas me encontré con una frase que llamó mi atención y que desde aquel entonces, se quedaría en mi mente andando de un lado al otro buscando una salida de forma afanosa hasta que empecé a escribir este texto y he podido calmar su afán delirante, su ambiciosa intención de contar en estas palabras sobre el vicio más sano del mundo: la lectura. Sigue leyendo “El vicio más sano del mundo”

AMOR ME SABES A MANDARINA

amor me sabes a mandarina
tomada de: http://www.flickr.com

Te levantas y no hay ningún mensaje en el celular, caminas hasta la cocina y bebes un poco de agua, te sientas en el sofá y miras por la ventana, calles y calles que se cruzan y por ellas pasan carros, muchos carros y piensas que en uno de ellos se fue tu alma, se fue tu esperanza, se fue tu vida… Leer más. Te levantas y vuelves a mirar el celular como si en esos segundos hubiese llegado algo y no te diste cuenta, pero no es así, no hay ni habrá nada. Lo sabes, lo entiendes, lo comprendes, ella se fue, ella terminó por no aguantar más tus locuras, tus arrebatos de soledad y crítica constante sobre este mundo y sus cosas…

Sigue leyendo “AMOR ME SABES A MANDARINA”