El cerco de Bogotá

Se fue de Bogotá siendo muy joven, el destino fue Madrid. Allí estudió filología y más que eso, estaba tras el sueño de ser escritor, de publicar y ser reconocido. Dejó a su familia en el aeropuerto el Dorado hace treinta años y desde ese primer día en España, no hizo otra cosa que escribir y tratar de sobrevivir. Luego viajó a Francia, quizás siguiendo los pasos de Márquez, Vargas Llosa o Carlos Fuentes. Trabajó en la radio francesa y vivió en una pequeña habitación para escritores mientras su vida se iba entre libros, amores y alguna que otra tristeza. Sigue leyendo “El cerco de Bogotá”

El vicio de escribir

Algunos escriben acostados sobre la cama, sin zapatos ni medias. Otros prefieren su escritorio cerca de la máquina de escribir que espera ansiosa la redacción final de la idea que se fragua en la mente del escritor. Algunos utilizan cuadernos y muchos bolígrafos, otros lápices y muchos borradores, también es válida la agenda con apuntes variados que se van organizando a medida que van escribiendo, otros sencillamente, se sientan frente a la máquina de escribir y empiezan a darle rienda suelta al teclear constante hasta que paran como un acto de exorcismo y releen lo escrito, Sigue leyendo “El vicio de escribir”

Cierra y apaga la luz

tomado de: porlsrael-org
tomado de: porlsrael-org

Ahora organiza con detalle los libros que están regados por la mesa, las sillas, el piso y el escritorio. Los organiza en un estante porque ya es tiempo de recoger el desorden de más de cincuenta años que ha rondado por ese estudio. Debe organizarlos de acuerdo a una secuencia cronológica que sea clara para cada uno de los visitantes que vayan a asistir con incertidumbres, con miedo y hasta con morbo. Sigue leyendo “Cierra y apaga la luz”