Andrés Caicedo y la Literatura Urbana

El 4 de marzo de 1977 el cerebro de Andrés Caicedo se apagó para siempre. Sobre su escritorio quedó el cuerpo tendido después de tomarse una manotada de secobarbital. A su alrededor algunas hojas, una máquina de escribir y un libro debidamente sellado, con olor a nuevo y con un título de letras blancas a … Sigue leyendo Andrés Caicedo y la Literatura Urbana

Anuncios

El vicio de escribir

Algunos escriben acostados sobre la cama, sin zapatos ni medias. Otros prefieren su escritorio cerca de la máquina de escribir que espera ansiosa la redacción final de la idea que se fragua en la mente del escritor. Algunos utilizan cuadernos y muchos bolígrafos, otros lápices y muchos borradores, también es válida la agenda con apuntes … Sigue leyendo El vicio de escribir